Estudios

La comunicación en el ámbito laboral es un tema que afecta directamente el clima de las organizaciones y, si se maneja correctamente, permite a las personas sentirse cómodas y apreciar la empresa en la que trabajan.

La relación más relevante es la de líder-empleado, por lo cual es importante tener en cuenta que un buen diálogo genera confianza y credibilidad y esto a su vez, impacta en la productividad, asegura Carolina Cortés Linares, especialista en gestión de cambio y sicóloga de la Universidad Nacional.

La experta añade que la clave para practicar las buenas relaciones en el trabajo es, principalmente, la disposición del líder para generar estos espacios, por lo cual, recomienda a las cabezas de los equipos mantener la claridad en todo momento, realizar entregas periódicas a sus colaboradores de información relacionada con la situación de la empresa y con el empleo, entre otros aspectos.

Por otro lado, es fundamental que los empleados se sientan contentos, cómodos, confiados y seguros de la compañía, así tendrán sentido de pertenencia y la empresa podrá disminuir su rotación de personal. El ambiente de trabajo ayuda en la imagen del negocio frente a todos los públicos, contempla Natalia Bonilla, asesora en Recursos Humanos.

¿Qué inconvenientes ocasiona la falta de comunicación?

De acuerdo con Bonilla algunos ejemplos de comunicaciones poco coherentes, claras y directas son:

- Los chismes
- Los informes antes de tiempo
- Las comunicaciones ambiguas
- El informarle a unos pocos
- El envío de un intermediario 
- La comunicación no verbal 
- La desinformación

Según las especialistas consultadas, un empleado puede y debe expresar qué siente siempre y cuando se conserve una atmósfera de respeto y el contexto ideal es en el que se establece una confianza con el jefe inmediato y con los compañeros.

Sin embargo, si usted nota que en la compañía donde labora no se maneja correctamente la comunicación es recomendable callar, escuchar y observar antes de hablar, y al momento de entablar una conversación hacerlo directamente con la persona indicada con el fin de evitar malos entendidos.

La oportunidad es otro punto que se debe tener en cuenta al momento de expresar lo que se piensa; las expertas citadas en este artículo coinciden en que el trabajador debe ser en lo posible perceptivo para diagnosticar el ánimo y la realidad que atraviesa la persona a la cual se quiere dirigir, sin olvidar que decir las cosas a tiempo y con claridad es un tipo de comunicación altamente valorado.

Fuente
Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn