eBooks

El futuro de la disrupción tecnológica en las empresas.

Si se pidiera a los líderes corporativos que hicieran una lista con las "megatendencias" que están conformando el mundo empresarial

de mañana, es probable que las tres primeras fueran las mismas en la mayoría de las listas obtenidas. Una de ellas sería el acelerado

trasvase del poder económico de Occidente a Oriente. Otra sería la inestabilidad de los mercados y la recesión, al menos en el caso de

los países más desarrollados. La tercera sería el progreso tecnológico. De las tres, la última es la que tiene el impacto más directo en la forma en que operan y se organizan las empresas. Por más difícil que resulte la tarea, los líderes empresariales y sus equipos deben desempolvar sus bolas de cristal y pensar de antemano los tipos de cambios que puede producir la innovación basada en la tecnología. Las dos últimas décadas están repletas de ejemplos de empresas que se han equivocado al juzgar una tecnología – y los usos que podrían dársele – y han pagado un precio en forma de reducción de los resultados en el mercado o, en muchos casos, la quiebra de unas empresas.

futuro_disrupcion_tecnologica

Este informe pretende ayudar a los equipos directivos en ese proceso sintetizando distintas opiniones acerca de la forma en que los cambios tecnológicos afectarán a las organizaciones durante el período comprendido entre ahora y 2020. Se basa en unas entrevistas

en profundidad con varios pensadores empresariales y tecnológicos destacados así como con otros líderes empresariales importantes de distintos sectores. El grupo Economist Intelligence Unit preguntó también a un grupo de más de 500 altos ejecutivos y otro tipo de directivos de todo el mundo por sus expectativas con respecto a los cambios basados en la tecnología en los próximos años.

Las opiniones expresadas por este eminente grupo, sin duda, no son unánimes, como cabría esperar. Pero existe un elevado grado

de consenso sobre varias de las principales implicaciones del desarrollo tecnológico en el mundo empresarial.

La primera y más destacada es la opinión de que la disrupción tecnológica seguirá produciéndose, y probablemente acelerándose,

en la próxima década, en contra de la creencia de algunos de que la innovación y la disrupción se están ralentizando.  Surgirán nuevos modelos empresariales de la mano de los avances tecnológicos, y las estructuras organizativas y la naturaleza de muchos puestos se modificarán.un mal servicio, unos precios elevados o unas prácticas impopulares, ya que la tecnología los hace más visibles para el consumidor final. Al igual que los medios sociales contribuyeron a las protestas políticas en todo el mundo en 2011, pronto también permitirán a los consumidores poner a las empresas bajo los focos. En la década de austeridad que tienen ante sí, las empresas tendrán que comportarse mejor que nunca, o correrán el riesgo de sufrir una reacción violenta por parte de sus clientes.

Aunque la próxima década estará marcada por un gran cambio impulsado por la tecnología, seguirán existiendo dos limitaciones. Una es que las propias tecnologías en sí mismas no aportarán mejoras en los modelos o las operaciones; para ello, los procesos empresariales basados en la tecnología deberán sufrir también un cambio. La otra es que las nuevas tecnologías y procesos solo serán efectivos

en la medida en que lo sean las personas que los utilizan. La falta de apreciación de los obstáculos culturales al cambio basado en la tecnología seguirá siendo sinónimo de atraso.

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn