Redes sociales internas en la gestión de RRHH: una apuesta innovadora

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Afortunadamente, aunque de forma lenta, cada vez más se están empezando a plantear desde los departamentos de RRHH, la implantación de algún tipo de web social interna. Y ello a pesar de que muchos no tienen todavía claras las ventajas y utilidades que aporta su introducción en la organización.

Entre los profesionales de RRHH aún son mayoría los que no utilizan las redes sociales, los que “no tienen tiempo” de estar conectados, por tanto les cuesta imaginar las utilidades y beneficios para sus organizaciones. ¿Los motivos? Los explica de forma muy clara Jose Luis del Campo Villares en su post Dos motivos porque no triunfa el 2.0 en el management de Recursos Humanos o José Miguel Bolívar en Recursos Humanos y Redes.

Los que estamos metidos en esto del 2.0 tenemos bastante claro cuales son sus virtudes y ello ha quedado reflejado en numerosos artículos y post de blogeros vinculados (o no) al área de gestión de personas.

Pero ¿cómo podemos explicarle a un director de Recursos Humanos o a un director general esa utilidad?

Voy a tratar de sintetizar las ventajas e inconvenientes de implantar una web social interna, a través de la mirada plasmada en diferentes post y comentarios de mis compañeros blogeros, compañeros de Twitter, Facebook y Linkedin.

He intentado hacer una selección de algunos artículos pero me dejo muchos interesantes, por obvios motivos de espacio, fuera de este post.

  1. Parece bastante obvio que ya en casi todos los departamentos de RRHH, se está utilizando el reclutamiento y la selección 2.0. Normalmente se utiliza como forma de complementar el reclutamiento tradicional.
    El reclutamiento 2.0 es muy útil especialmente para posiciones de perfiles medios y altos, que son los que suelen utilizar las redes, convirtiéndose en una herramienta de gran eficacia en la búsqueda directa, aquella en el que el profesional al que intentamos localizar no se encuentra búscando activamente un cambio de trabajo (candidato pasivo). El reclutamiento 2.0 nos permite acceder a un número más elevado de potenciales candidatos, más rápido y a un coste menor. Nos habla de sus ventajas Pedro Rojas en su post Reclutamiento 2.0.
    Además puede ayudar a difundir nuevas oportunidades de trabajo internas entre las personas de la organización, potenciando las promociones.
  2. Fomentar la comunicación interna es otra de las ventajas que aportan las redes internas. La redes sociales son conversaciones, información que se mueve en todas direcciones y que nace de los diferentes niveles de una organización. Uno de los aspectos en los que más fallan las empresas es en comunicación interna; entonces ¿por qué dudamos en implantar una herramienta que facilita esa comunicación? Una de las ventajas más claras es que potencian ese intercambio de información, tanto entre departamentos como en los niveles descendente y ascendente de la comunicación, y ayudar a gestionar proyectos trasversales.
  3. Las redes promueven entornos colaborativos que nos llevan al liderazgo compartido, donde todas las personas de la organización tienen voz, y actúan de forma proactiva generando ideas que se traducen en organizaciones con capacidad para innovar. Os recomiendo el post de Marta Romo “Liderazgo compartido y redarquía” o el blog de Kanvio “Análisis de la red de liderazgo”.
  4. Por tanto, la red promueve la innovación, se generan debates que facilitan la aportación de ideas desde las diferentes ópticas de la compañía de una forma fluida y rica en contenido e intercambio de ideas. Lo plasma de una forma muy clara mi colega Virginio Gallardo en su post “RRHH será RRHH 2.0 o no será“.
  5. En la red se generan conocimientos para el aprendizaje, aportación de nuevos conceptos e información a través de links a artículos, blogs, revistas. La información compartida abiertamente facilita el desarrollo profesional y la actualización conceptual de una manera sencilla y fácil.
  6. Y por supuesto la formación, bien sea a través de conferencias y cursos en directo, o presentaciones de talleres y tutorías.
  7. La web social ayuda a fidelizar a las personas de la organización, potencia el orgullo de pertenencia y es una nueva vía para transmitir los valores y motivar. En definitiva, una excelente herramienta de retención del talento. Os recomiendo también la lectura del blog de Mujeres Consejeras “RRHH 2.0 un camino para tener empleados y clientes felices”.
  8. En grandes organizaciones no todos se conocen entre ellos. En algunos casos personas que trabajan en el mismo equipo ni siquiera comparten hemisferio, no coinciden ni en horarios laborales. El hecho de tener un pequeño perfil de cada persona en la red, compartir fotos, información, documentos, etc. nos ayuda a conocer mejor a aquellos con los que compartimos objetivos globales, visión y valores; y a trabajar mejor en equipo. Os dejo uno de mis post relacionados “Trabajo en equipo 2.0″.

Pero para que las redes sociales funcionen en la empresa, sobre una base de libertad de expresión y colaboración, tiene que haber una buena estrategia y acompañamiento en la implantación. Algunas ideas aparecen en este post escrito por los participantes de un taller de redes sociales “Cómo implantar las redes sociales en la empresa”.

Publicado en: http://www.rrhhblog.com/2010/11/08/redes-sociales-internas-en-la-gestion-de-rrhh-una-apuesta-innovadora/ por Alicia Pomares

Ir a post original

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Imprimir